Homosexuales en los medios de comunicación: los viejos y nuevos tópicos

ANÁLISIS.

La imagen que de la homosexualidad ofrecen los medios ha evolucionado mucho desde los inicios de la democracia. Durante el franquismo era vista como una enfermedad, algo que en la actualidad es difícil que defienda nadie, y menos de manera tan generalizada como bajo la dictadura. Sólo reductos muy reaccionarios o fuentes eclesiásticas siguen insistiendo en esto. Los homosexuales, a parte de “enfermos”, eran presentados básicamente como afeminados: como mujeres en cuerpo de hombre, confundiendo travestis, con transexuales, con homosexuales. De hecho hasta no hace muchos años, lo que se ha dado en llamar “loca”, era imagen de los gays. No desearás al vecino del quinto, éxito de taquilla del cine español de los setenta, es el ejemplo donde se reproducía la “mariquita loca, divertida y afeminada” de siempre. Frente a éste, el otro estereotipo era el de pederasta.

A partir de la transición todo esto comienza a cambiar. El movimiento homosexual consigue la derogación a finales de los setenta de la Ley de Peligrosidad Social que contemplaba la homosexualidad como delito (y que incluyó creo centros de Reeducación de Homosexuales Masculinos). En 1978 Armand de Fluvià, líder histórico del movimiento gay en España, protagonizó el primer acto de visibilidad mediática diferente a los estereotipos antes citados y con un carácter reivindicativo. Apareció en el programa de más audiencia de la televisión autonómica de Cataluña (TV3), Vosté pregunta (Usted Pregunta). Los estereotipos de “loca” y pervertido se han mantenido, pero han ido a menos.

Nuevos estereotipos

“Fuera del armario están, por lo general, aquellas personas a quienes sus circunstancias personales y profesionales se lo permiten, quienes no tienen que temer por su futuro profesional o por la ruptura de los lazos familiares (en muchos casos porque ya no existen). El hecho de que sea a dichos gays y lesbianas a quien “se ve” ha generado la estúpida ficción de que todos los gays y las lesbianas tienen un nivel económico y profesional alto. Lamentablemente algunos ya esta pagando caras las consecuencias de dicha ficción”. Invisibilidad, visibilidad e hipervisibilidad publicado en la revista Odisea, de Juan Herrero Brasas, autor del libro, La sociedad gay, una invisible minoría,.

Los medios introducen la temática homosexual para explicar sus reivindicaciones o los destinos turísticos gays como Sitges o barrios como Chueca o el Gayxample. Muchos análisis son hechos “desde fuera”, sin dar voz a los asociaciones o a realidades diferentes a estos barrios. Estos fenómenos sociales no representan a todos los homosexuales, sino a un sector de ellos. Se da, por tanto, una imagen parcial, y se ignora que la mayoría del colectivo vive fuera de estos barrios. A parte éstos son presentados más como voluntad de separarse que como una solución de –insisto- sólo una parte de los gays a la homofobia social que impide vivir libremente la homosexualidad en muchos ámbitos. El periodismo debería reflexionar, como ya hace en otras materias como immigración o mujeres, sobre si la imagen que se da desde los medios de los gays es un reflejo de la pluralidad del colectivo.

Gracias a las reivindicaciones ha surgido un nuevo modelo de homosexual que suele ser presentado como un joven de aspecto masculino, de profesión liberal, urbano, acomodado económicamente, hedonista y consumidor, que reivindica su lugar en la sociedad y en tema de derechos aspira al matrimonio y la adopción, aunque no sean sus metas. En los medios el ejemplo de este modelo es Jesús Vázquez.

Pese a ser un referente positivo no deja de ser un tópico. Para Oscar Guasch, sociólogo y autor de obras como La Sociedad rosa y La crisis de la heterosexualidad, explica que este modelo puede dar lugar a una imagen excesivamente positiva que esconda los problemas que aún ocasiona ser homosexual en esta sociedad y permita que la homofobia se escude en un presunto victimismo gay. ”No hay gays gordos, ni feos, ni minusválidos, ni nada, somos todas monas y asépticas” añade Guasch.

Pese a esto los avances, aunque insuficientes, son constatables. Podemos ver en los diarios de más prestigio y lectores de España, El Mundo y El País, colaboradores habituales, básicamente escritores, que han hecho pública su homosexualidad pero que no sólo hablan de este tema en sus columnas: Eduardo Mendicutti, Luís Antonio de Villena, Juan Goytisolo, Ruth Toledano… Pero también hay homosexuales públicos en otros campos: músicos como Nacho Canut, bailarines como Nacho Duato, políticos como José María Mendiluce y un creciente número de párrocos, militares y guardias civiles… Aunque su repercusión mediática es mínima comparada con los gays televisivos: Boris Izaguirre y Jesús Vázquez. Es notoria la falta de referentes lésbicos de los que sólo la escritora Ruth Toledano y lesbianas militantes son ejemplo.

Frente a estos modelos dominantes podemos observar aún muchos silencios. Muchos homosexuales que son personajes públicos pero que no han hecho pública su condición sexual por miedo. Estos silencios construyen la imagen que, de los homosexuales, tiene la sociedad e incluso la que los gays tienen de ellos mismos: una imagen con mucha gente oculta y por tanto parcial. El silencio es el referente que muchos hemos tenido en nuestra adolescencia, y que nos ha hecho crecer, y aún hace crecer a muchos, solos, desorientados y con miedo a ser descubiertos.

La televisión: el triunfo de la “loca”

La “loca” es el tipo de gay que triunfa en televisión. El claro ejemplo es Boris Izaguirre que goza de una amplia presencia mediática y es para muchos sectores de la sociedad espejo de la homosexualidad masculina. Este tipo de gay está sobrerrepresentado en los medios y no se corresponde con la pluralidad dentro del colectivo. Pero el problema no son tanto las “locas”, como los medios que sobredimensionan, impulsan y exageran a este modelo de gay, muy de acuerdo con un concepto de televisión que sólo busca lo extravagante y lo exagerdado en un medio que convierte en espectáculo la realidad.

Los debates televisivos sobre la homosexualidad son tediosamente repetitivos:¿por qué siempre que se hacen debates sobre la homosexualidad hay un psicólogo, un clérigo y un médico? El debate se centra en si esta opción sexual es aceptable o no: ¿por qué los debates no giran alrededor de si la homofobia es aceptable o no? ¿Por qué los que tenemos que justificarnos somos nosotros y no los homófobos?

Los referentes de homosexualidad en las teleseries españolas son casi inexistentes, sólo en Siete Vidas una de las protagonistas, Diana, es lesbiana. Lo demás es un desierto en cuanto a personajes gays o lesbianas.

En la publicidad se ha avanzado mucho. Debido a la cuota de mercado gay existente muchos mensajes publicitarios van dirigidos, también, a éste público e incluyen sus referentes: el anuncio de Ikea donde un hijo le dice a su padre que se va a vivir con su novio es uno de los ejemplos. Aunque aún quedan anuncios homófobos (y machistas) como el de “Donuts”: el protagonista si no consume un donuts, tiene un mal día y se acaba encontrando unos gays y en la prisión.

La prensa: destacan los outings, el matrimonio y la adopción.

Estos son los temas más destacados en un informe de elaboración propia sobre las noticias relacionadas con homosexualidad durante seis meses (de octubre del 2002 a marzo del 2003) de los dos diarios con más lectores de España: El País y El Mundo. Y este estudio se ha realizado delante el vacío en investigación sobre homosexualidad y comunicación que sólo suple el libro Miss Media de Ricardo Llamas, y a falta de estudios más exhaustivos y de carácter científico como los que realiza el Instituto de la Mujer sobre mujer y medios de comunicación.

Entre las 171 noticias sobre homosexualidad halladas destacan las noticias relacionadas con la reivindicación de derechos suponen un 35%. Los temas que copan el ámbito reivindicativo son el matrimonio y derecho de adopción (19,3%), frente a otros temas que son casi ignorados: el tratamiento de la diversidad sexual en los medios o la enseñanza, o las discriminaciones laborales.

En segundo lugar los outings (salidas del armario) como estrategia del movimiento gay promovida por Zero que suponen el 29% de las noticias.  Cuando ser gay deje de ser noticia habremos dado un salto cualitativo, su éxito mediático nos indica que aún hay carencias.

En tercer lugar están las discriminaciones o agresiones homofóbicas suponen un 13% de las noticias. En cuarto lugar y en un contexto preelectoral hay un 10% de las noticias que hablen sobre política y homosexualidad. En quinto lugar noticias relacionadas con la cuota de mercado gay con más de un 6%: locales, turismo y cine específico para homosexuales, porcentaje que sería mayor si nos refiriéramos sólo a reportajes. Otros temas son marginales puesto que suponen menos del 5%.

La mayoría de noticias van referidas a gays exclusivamente (56%) que copan la visibilidad, frente a las que la hacen de una manera genérica (40%) y sólo a transexuales un 3,5%. Menos del 1% habla exclusivamente de lesbianas.

En el dossier se ha investigado sobre las noticias relacionadas con personajes públicamente homosexuales con el interés de saber si sólo se hablaba de ellos por su condición sexual, o también por su tarea profesional. Como referencia he tenido los personajes de Los 25 homosexuales famosos que salieron del armario, publicado el 5 de noviembre de 2002 por El Mundo. La mayoría de las ocasiones estos personajes no son interrogados por su condición sino por su trabajo profesional. El 26% de las noticias generadas por estos personajes giraban alrededor de opción sexual, un porcentaje elevado pero no exagerado. Pese a ésto aún hay algún problema, Jesús Vázquez afirmó en declaraciones a Lecturas el 21 de junio de 2002, respecto a que el hecho en sí de ser gay sea noticia: “Me cansa un poco que insistan en el tema. Toda España sabe que soy gay, ahora lo que pido es que me acepten como soy y me dejen vivir tranquilo”. Aunque ahora mismo su situación ya no es ésta.

Aquesta entrada ha esta publicada en LGTB, Periodisme, Revista Nois. Afegeix a les adreces d'interès l'enllaç permanent.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s