Los antitaurinos toman la alternativa

“Fiesta nacional”: El Parlament de Catalunya decidió prohibir la tauromaquia

Tras años de decadencia de la “fiesta nacional”, Catalunya encabeza el primer debate parlamentario para su abolición, seguida de Madrid, Andalucía y Francia.

Articulo publicado en Diagonal Periodico 27 de juliol de 2010. Enlace directo reportaje: Los antitaurinos toman la alternativa

La “fiesta nacional” ha perdido desde hace años seguidores y despierta, ante todo, indiferencia entre los ciudadanos del Estado español. Esta conclusión se desprende de la encuesta de IG-Investiga de 2008. Sus datos desvelan que el interés por las corridas de toros ha pasado del 45% de la población en 1977 al 31% en 2008. El desinterés, en cambio, se ha incrementado en las mismas fechas subiendo del 55% al 68%. Valencia y Murcia mantienen el mayor interés con un 39%, y entre los varones de más de 55 años, por grupos sociales, son los que más siguen las corridas con más del 40%. En cambio, los menores de 24 años muestran un interés muy bajo, de apenas un 12%.

En un contexto de desinterés, también crece la oposición a la “fiesta nacional”, e incluso los favorables a su abolición. El movimiento ecologista, los grupos conservacionistas de la naturaleza y la preocupación por los derechos de los animales han contribuido notablemente a que la fiesta despierte desinterés o tenga, directamente, mala prensa, en tanto en cuanto supone un claro y evidente maltrato al animal. Convertido en espectáculo de masas, para más inri.

El debate en los parlamentos

Ante esta situación, los antitaurinos de todo el Estado han tomado, recogiendo la expresión taurina, la alternativa. Tras años de activismo, y de cierto tabú para abordar el tema en sedes parlamentarias, se ha llevado al debate político la abolición de las corridas de toros que ha encabezado Catalunya y que ha tenido sus réplicas posteriormente en Madrid (impulsada por la protectora de animales El Refugio), Andalucía (promovida por Los Verdes) y el parlamento francés. El resultado final del debate catalán se conocerá el 28 de julio cuando el Parlament se pronuncie definitivamente sobre la posibilidad de abolición “con bastantes posibilidades de éxito”, afirma Jennifer Berengueras, miembro de la plataforma Prou que ha impulsado la Iniciativa Legislativa Popular, con más de 50.000 firmas, y que ha permitido iniciar todo este proceso en Catalunya.

Pero la abolición de las corridas es un tema que molesta a los políticos, prefieren escurrir el bulto. La muestra de que esto es así es que los debates parlamentarios propuestos en Catalunya, pero también en Madrid o Andalucía son fruto de iniciativas legislativas populares, no de proposiciones de los grupos parlamentarios. La única que cuenta con posibilidades reales de éxito es la catalana. “Los partidos no se pronunciarán claramente mientras crean que eso les puede hacer perder aunque sea una parte de sus votos”, afirma Silvia Barquero, portavoz del Partido Antitaurino y Contra el Maltrato Animal (PACMA). El PSOE hace de la ambigüedad su mayor cualidad en este debate “y no se definirán mientras no sea necesario”, añade Barquero. Izquierda Unida realiza un ejercicio similar al de los socialistas y tampoco se pronuncia en contra, ni a favor, sino todo lo contrario. El Partido Popular (PP) es el único que es claro en este tema ya que incluye en su programa la conservación y promoción de la “fiesta nacional” y, de hecho, las comunidades de Madrid, Murcia y Valencia –gobernadas por el PP–, han declarado las corridas “bien de interés cultural” (pese al desinterés mayoritario de su población) como reacción al debate catalán.

“En Catalunya hay más sensibilidad política con este tema: Iniciativa per Catalunya (socio de IU), Esquerra Republicana de Catalunya (izquierda independentista) y Convergència i Unió (derecha catalanista) votarán con casi total seguridad por la abolición y son mayoría en el Parlament catalán. En cambio, las posibilidades de éxito en Madrid y Andalucía son muy escasas por el apoyo que PSOE y PP dan a las corridas”, afirma Barquero.

Es una fiesta altamente subvencionada “con 600 millones de euros que genera muchos intereses económicos” y que más que una mayoría social que lo respalde o que se interese por ella, “tiene aficionados muy poderosos”, afirma Berengueras. Un ejemplo, la existencia de la Asociación Taurina Parlamentaria.

Más allá de la “fiesta nacional”

En Francia han sido dos parlamentarias, socialista y conservadora, las que han puesto sobre la mesa el debate de que la ley contra el maltrato animal tenga en los toros su excepción (en el sur de Francia existe tradición de corridas), tras un primer intento fracasado en 2005. En nuestro país sería muy difícil que algún diputado planteara el tema en el Congreso. Es más, la posibilidad de una ILP de ámbito estatal aún no está en la agenda de los antitaurinos. “Queremos hacer cosas que sean factibles y que nos den pequeñas victorias, e ir concienciando de forma gradual”, afirma Barquero, que señala con orgullo el continuo crecimiento electoral de su partido –hasta 130.000 votos en el Senado en 2008– para una candidatura “con un objetivo muy concreto”, y resalta que en Holanda hay dos diputados de un partido contra el maltrato animal. “Las corridas de toros son sólo la punta del iceberg del maltrato animal en nuestro país”, afirma la portavoz del PACMA.

Aquesta entrada ha esta publicada en Ecologisme i medi ambient, Espanyol, Reportatge. Afegeix a les adreces d'interès l'enllaç permanent.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s