La acampada de Barcelona se consolida y crece fuera de la Plaça Catalunya

La acampada de Barcelona iniciada por el movimiento del 15-M se consolida como espacio de debate con una asamblea diaria y la elaboración de documentos de trabajo y propuestas concretas, además de numerosas actividades.

El visitante curioso en la acampada de Plaça Catalunya puede ver cómo ha mejorado en infraestructuras: tiendas de campaña, cubiertas, mesas, fotocopiadoras, portátiles, creación de un huerto, incluso se quiere aprovechar la energía solar y existe una pantalla gigante donde se proyecta a los intervinientes en la asamblea para que sean visibles para el público.

Además, la cocina trabaja a todo trapo para alimentar a esta miniciudad revolucionaria en medio de la capital catalana, que cuenta también con una biblioteca y espacio de lectura y conexión a internet para los 700 acampados y los 2000 asistentes diarios a las asambleas.

La ilusión generada se transmite a los barrios de Barcelona, que están organizando sus propias asambleas que se reúnen semanalmente en la plaza, así como también de diferentes movimientos como las asambleas de parados, de afectados por la hipoteca, etc.

Pero la plaza también es escenario de comisiones diarias de todo tipo: difusión, extensión, comunicación, internacional, mujer, contenidos, medio ambiente, salud, inmigración, educación, laboral, y de gays, lesbianas, bisexuales, y transexuales. A toda esta actividad hay que sumar las asambleas ya organizadas en localidades catalanas.

Si bien es verdad que el número de asistentes en Plaça Catalunya no está en sus máximos, que se produjeron el fin de semana, donde se batieron récords con entre 10.000 y 15.000 asistentes a las caceroladas y asambleas de más 5.000 personas, el movimiento 15-M tiende a consolidarse y extenderse.

Durante el fin de semana, la amenaza de desalojo y las elecciones eran dos elementos motivadores para captar nuevos asistentes, además de la “tensión” mediática, aunque este movimiento ya se ha decidido a seguir adelante, al menos, hasta las generales.

Era previsible que la “resaca” de las elecciones y los días laborales descendiera la participación, que se prevé se incremente en los próximos días. Con todo, la ilusión y las ganas de participar y aportar a la protesta son visibles entre los ciudadanos que se reúnen en la plaza: aportan comida, material, ideas, organización de actividades, etc.

Además en la asamblea de ayer se recibió un testimonio emotivo, una ciudadana egipcia que vivió la revolución y que se encuentra en Barcelona subió a la tribuna para dar ánimos a los asistentes para seguir con la lucha. “Soy de Egipto y me habéis inspirado para venir aquí y hablar hoy. Os tenéis que quedar aquí y hacer lo que es proponéis, en Egipto la gente aún va a las plazas cada viernes y este viernes se pedirá una retirada definitiva de los símbolos de la dictadura de Mubarak”, afirmó la invitada.

Análisis postelectoral

Diferentes análisis y voces coinciden en lo mismo: las elecciones locales y autonómicas han vuelto a dar el poder a los dos partidos mayoritarios (PP y PSOE)- aunque han perdido votos-, pero en estos comicios se ha dado alas al voto nulo y en blanco, con un millón de papeletas, y a los minoritarios que han mejorado resultados.

Pese a ello, algunos de los participantes a la asamblea han señalado que el movimiento de “indignados” no debería desarrollar un programa extenso, sino un ideario con pocos puntos y que sea capaz de aglutinar al máximo número de gente.

“Nacimos como indignados y nos unió nuestro rechazo a la clase política, por eso hemos de proponer ideas que unan a la población y que movilicen al máximo de gente posible: como la reforma de la ley electoral, la lucha contra la corrupción, la defensa de la sanidad y de la educación pública y contra los recortes, contra los privilegios de banqueros y políticos o contra la expropiación de las casas por hipotecas”, señaló uno de los intervinientes en la asamblea que sumó los aplausos de los asistentes.

En su argumentación subyace la idea de sumar mayorías para tener más fuerza y de trabajar en lo que une ya que muchas de estas ideas cuentan con amplios consensos entre la población española. De hecho, una comisión ya está trabajando en un manifiesto de mínimos que falta consensuar con las otras asambleas.

Más movilizaciones

Las propuestas para extender las movilizaciones van desde una huelga general generada desde la base por asambleas de trabajadores, a una cadena humana el día 15 de junio -cuando se aprueban en el Parlament catalán los recortes en sanidad y educación- o la manifestación prevista para el 19 de junio.

También se da apoyo a las manifestaciones del 26 de mayo en contra de los recortes en educación, y del 27 de mayo contra los recortes en sanidad. La asamblea también ha debatido la realización de acciones de protesta frente a bancos y multinacionales, que se consideran los máximos responsables de la crisis, y que se iniciarán a finales de este mes.

Aquesta entrada ha esta publicada en Barcelona, Crònica, Diagonal Periodico, Espanyol, Moviment d'indignats 15-M. Afegeix a les adreces d'interès l'enllaç permanent.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s