Acampadabcn llega al Parlament Catalán el próximo 14 de junio

La Acampada de Barcelona en Plaça Catalunya se está extendiendo por los barrios de la ciudad y también por las localidades catalanas, casi cien en total. Este sábado se han reunido durante el mediodía representantes de las asambleas locales que han decidido convocar el próximo 14 de junio una cacerolada y una acampada en el Parc de la Ciutadella donde está el Parlament catalán.

Anteriormente ya se había convocado la formación de una cadena humana en el mismo Parlament para el 15 de junio, día en el que el Govern catalán aprueba los recortes en sanidad y educación que contiene la ley de presupuestos. El objetivo es impedir, o al menos dificultar, la aprobación de estos recortes sociales. Antes, el 11 de junio, día de constitución de los ayuntamientos y elección de los alcaldes, también se prevé realizar protestas ante los ayuntamientos.

Entre otras propuestas de movilización se está trabajando en la convocatoria de una huelga general con la idea de extender el movimiento no solo en los barrios, sino también en las empresas y entre los trabajadores. El día 19 de junio Barcelona secunda el día de movilización internacional. De hecho, la solidaridad y el apoyo de protestas en Portugal, Grecia o Francia o el rechazo del desalojo del pasado 27-M de la plaza han sido también tratados en la asamblea.

Finalmente, la Asamblea de AcampadaBCN ha decidido permanecer en Plaça Catalunya para “continuar trabajando en un espacio público de debate que permita recoger colectivamente las demandas y propuestas” y garantizar la extensión de la movilización.

El debate de mínimos en Barcelona

Los mínimos, aún en debate, pero parcialmente aprobados por la asamblea, incluyen la discusión sobre si éstas tienen que incluir el máximo de reivindicaciones posibles o recoger unos mínimos que sumen el máximo de apoyos sociales. Con todo, ya se han consensuado unos puntos mínimos aprobados por la asamblea de Barcelona que hablan de acabar con los privilegios de políticos y banqueros, así como de la prohibición de cualquier tipo de rescate a las entidades financieras y la devolución de los que ya se han hecho para crear una banca pública que esté bajo control social. También se pide la regulación de los movimientos de las transacciones financieras internacionales. Al mismo tiempo, se quiere acabar con los privilegios de las grandes fortunas, el incremento del tipo impositivo de las SICAV, la recuperación de los impuestos de sucesiones y de patrimonio. Otro elemento a tener en cuenta de los mínimos barceloneses es el control efectivo del fraude fiscal y de las fugas de capitales a los paraísos fiscales.

Uno de los puntos esenciales de la acampada es no sólo el rechazo a los recortes de la Generalitat, sino también la demanda para que se refuerce el Estado del bienestar y se priorice en educación, la atención a la dependencia y la sanidad, de tal manera que se garantice la igualdad de oportunidades en acceso a estos servicios básicos, así como que se garantice su calidad. Se propone que se defienda el derecho a la vivienda a partir de la expropiación de los pisos y casas en desuso para que sean sometidos al alquiler social, la asunción de la dación del piso como elemento suficiente para cancelar una hipoteca, así como la prohibición de la especulación inmobiliaria. También se reclama una economía al servicio de las personas que retire la reforma de las personas, que garantice trabajo digno y de calidad con un mayor salario mínimo y el establecimiento de un salario máximo, así como la reducción de la jornada laboral.

En el apartado de libertades y democracia participativa se pide la garantía del derecho a la información, la derogación de la Ley Sinde, la celebración de referéndums vinculantes en temas importantes para la organización social, política y económica y la implementación de los presupuestos participativos, así como la reforma de la Ley electoral, entre otras medidas. Respecto al medio ambiente se pide dejar de basar la economía en el crecimiento indefinido así como potenciar la soberanía alimentaria, la agricultura agroecológica y el consumo responsable y el comercio justo, además de ir más allá del protocolo de Kyoto en la lucha contra el cambio climático. El derecho a la autodeterminación de los pueblos, referido en este caso al catalán, ha sido incluido en la demanda de mínimos según los últimos debates.

Aquesta entrada ha esta publicada en Crònica, Diagonal Periodico, Espanyol, Moviment d'indignats 15-M, Uncategorized. Afegeix a les adreces d'interès l'enllaç permanent.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s