La doctrina del shock: la crisis como excusa

Un documental sobre la instrumentalización de acontecimientos dramáticos para doblegar la voluntad democrática e imponer medidas impopulares

CRÍTICA.

La crisis económica, provocada por el ultraliberalismo, estaría siendo, según el libro “La doctrina del shock” de Naomi Klein convertido en documental, utilizada para profundizar en el liberalismo y en las desigualdades sociales

En estos días de verano se puede ver en las salas de cine de Barcelona el documental “La doctrina del shock” (2009) basado en el libro del mismo nombre de la periodista Naomi Klein. Un film que merece, sin duda, la atención del espectador crítico y que también puede ser visto online.

El shock como técnica de control social

La tesis fundamental del documental, y del libro, es que las crisis (como la actual), los estados de emergencias las situaciones extremas o la fijación de un enemigo externo, son estrategias de control social para impulsar e imponer cambios sociales impopulares que de otra manera no serían posibles de aplicar. El film expone, entre otros ejemplos, el golpe de estado en Chile y la creación de un enemigo externo (el comunismo), sirvieron a la dictadura pinochetista para imponer un plan económico ultraliberal que aún tienen sus consecuencias sociales en uno de los países iberoamericanos con más desigualdades y que esta viviendo en los últimos meses incesantes protestas ciudadanas.

Se cita también como el Gobierno de Estados Unidos, durante el mandato de George Bush, utilizó la excusa del “enemigo externo”, “el terrorismo islámico”, para justificar la intervención militar en Iraq. Y ello pesa a que este país no tenía lazos conocidos con el islamismo radical, ya que se llevó a cabo, según el documental, por una motivación diferente a la oficial: el control del mercado del petroleo y la generación de negocio a partir de la “reconstrucción” de Iraq, para empresas norteamericanas, tras la guerra. En el documental, Naomi Klein resalta la cantidad de protestas de los iraquíes reclamando, simplemente, democracia: tener derecho a voto y voz en todo aquello que les afecta. Unas reivindicaciones que fueron silenciadas durante la ocupación norteamericana, a causa de intereses espurios, y que sólo se mostraba el caos existente descontextualizado.

Klein compara estos “tratamientos de shock económico” con determinadas técnicas de tortura, que sirven para minar la voluntad de la persona, aplicadas esta vez a la voluntad social. Un individuo sometido a situaciones de aislamiento, aturdimiento y desorientación es más fácilmente dominable y por tanto servirá más fácilmente a los intereses de los torturadores. El sometimiento a un estado de shock social produce la pérdida de capacidad crítica y de respuesta: después de un shock, por el miedo ocasionado, es más probable que el individuo o el cuerpo social obedezca, que antes de experimentarlo. En este sentido, la ciudadanía sometida a un estado de shock, abrumada por los problemas del día a día, difícilmente reaccionará igual que en una situación de normalidad. Según la periodista, los gobiernos ultraliberales y las clases dominantes aprovechan estas situaciones de crisis (reales o no) para producir cambios de verdad y poder imponer medidas impopulares. Una teorización abalada por el neoliberalismo norteamericano capitaneado por Milton Friedman en el marco de la Escuela de Economía de Chicago, los llamados “chicago boys”, una escuela teórica que ha colaborado, según Klein, con regímenes dictatoriales, como Chile.

Con estos antecedentes, la actual crisis económica, siempre según Klein, estaría siendo utilizada por los grupos de presión económicos y políticos para imponer su agenda neoliberal con la menor contestación popular posible a partir del miedo a perder el empleo y caer en la pobreza.

Ante el shock, la movilización

El documental explica como Franklin Delano Roosvelt, presidente demócrata de los EE.UU entre1933 a 1945, sacó el país de la crisis económica del 1929 y la depresión de los ’30 del siglo pasado, con el New Deal, un programa económico -basado en la teoría económica de Joseph Keynes- de cariz intervencionista que, entre otras medidas, creó empleo público, impulsó las ayudas sociales y reforzó el poder de los sindicatos. Roosvelt, cuenta Klein, fue visitado por algunas organizaciones progresistas y sindicales que le hicieron propuestas para que formaran parte del New Deal. La periodista resalta su respuesta tras escuchar las nuevas ideas fue: “Ahora salgan a la calle y oblíguenme a hacerlo” y “lo hicieron”, añade. La autora del libro “La doctrina del shock” resalta el papel de las movilizaciones sociales como forma de conseguir cambios sociales y para evitar recortes en derechos. La periodista compara, con ironía, la gran movilización social que llevó a Roosvelt a aplicar el New Deal: en 1937 hubo 4740 huelgas que duraban una media de 20 días, en cambio en 2007, sólo eran 20. Por tanto, para Klein, si queremos respuestas más justas a la crisis económicas: “Tenemos que salir fuera y obligarles a hacerlo”. Klein recuerda una frase de Roosvelt en su discurso de investidura: “Lo único que tenemos que temer es al propio miedo”. El miedo sería lo que permitiría que funcione la “doctrina del shock”. Klein cree que el gran potencial de este momento es que esta estrategia ya está desenmascarada, y la población ya es consciente y no va a volver a caer en la misma trampa.

Comentario del editor

Klein construye un discurso coherente y creíble que, además, tras una análisis detallado que en ningún momento se hace farragoso, llama a la esperanza. El perfecto documental de periodismo comprometido, social y político que llama a la movilización y que trabaja con ideas claras. En mi modesta opinión, el tono del reportaje es, tal vez, demasiado optimista por lo que se refiere a las posibilidades de cambio social con el objetivo de que la crisis no suponga un nuevo retroceso en derechos sociales. Aunque también se puede interpretar que ese optimismo puede servir, en tanto en cuanto nos la llegamos a creer, para movilizar y crear una situación que obligue a los estados a echar atrás muchas de las reformas antisociales que están llevando a cabo. En muchas ocasiones se habla del poder de la mente y de los pensamientos positivos que ayudan a superar graves enfermedades o situaciones muy extremas o delicadas. Tal vez, sólo, si nos creemos que podemos cambiar colectivamente el mundo, será cuando realmente lo podamos cambiar. Eso si, sabiendo que los cambios no se producen en pocos días, ni sin esfuerzo, sino que necesitan de mucho tiempo. Tal vez el 15-M -en colaboración con otros movimientos sociales- sea el principio de un cambio o, al menos, una herramienta para que se produzca, en tanto en cuanto nos lo creamos y nos movilicemos.

Por todo ello, “La doctrina del shock” es un recomendable documental, de apenas 78 minutos que se basa en muchos casos en conferencias de la propia Klein y en una admirable tarea de documentación por parte del autor. Se puede ver online y descargar, sin problemas de derechos de autor, ya que el objetivo de sus creadores es difundir al máximo su pensamiento.

La doctrina del shock. El auge del capitalismo del desastre (pdf)

La doctrina del shock, Wikipedia

Aquesta entrada s'ha publicat en Crítica, Economia laboral, Espanyol, Política i etiquetada amb , , , , , , , , . Afegiu a les adreces d'interès l'enllaç permanent.

2 respostes a La doctrina del shock: la crisis como excusa

  1. conlosnanos ha dit:

    Sembla molt interessant aquest documental i el llibre en el qual es va basar. Ara mateix m’ho descarregue. I.. encara que no he llegit aquest texte pense com tu: massa optimista. La por continua moguent el món i deixant que la doctrina shock impere.

  2. Retroenllaç: La doctrina del shock: la crisis como excusa

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s