Los intereses de las eléctricas mantienen la central de Ascó

  • El ejecutivo español ha “alargado la vida” de la central nuclear de Ascó (Tarragona) 10 años más, pese a los peligros que entraña, pero deja a su sucesor el emplazamiento del almacén de residuos.
  • La renovación ha contado con un amplio rechazo social
  • La central sólo supone el 2% del consumo eléctrico español

NOTICIA

“Mantener Ascó (Tarragona) en funcionamiento es más peligroso cada día que pasa, puesto que el deterioro de una instalación nuclear es muy severo, dadas las extremas condiciones de presión, temperatura y radioactividad bajo las que funcionan”, indica Manuel Adelantado, miembro de la coordinadora Tanquem Les Nuclears. La entidad denuncia que el riesgo de accidente nuclear grave crece con los años, tras la renovación del permiso de funcionamiento por diez años más por parte del Gobierno, cuando ya supera los 25 años de uso para los que fue concebida la central. La plataforma ha realizado una amplia campaña para intentar impedir la renovación de la vida útil de la central nuclear tarraconense por diez años más, un hecho que Adelantado valora como “extremadamente peligroso e irresponsable”. Un total de 508 entidades y de 3700 personas a título individual han apoyado la campaña contra la renovación del permiso a Ascó. Han apoyado esta iniciativa asociaciones de todo tipo, desde formaciones políticas o sindicales, entidades comerciales, cooperativas o instituciones políticas o asociaciones ciudadanas, algunas de ellas de fuera de Catalunya.

“El Gobierno de España una vez más se ha doblegado ante los los intereses de las compañías eléctricas y ha reducido a la nada el valor de la opinión de la ciudadanía, que mayoritariamente rechaza la energía nuclear”, afirma Adelantado y esa oposición social se produce, añade, “teniendo en cuenta a la desinformación a la que estamos sometidos en temas energéticos y en energía nuclear en particular”. Por eso desde Tanquem les nuclears plantean que se abra un gran debate social sobre el problema energético en el territorio español que permita abordar la materia de forma transparente y democrática. Adelantado considera que los expertos que rechazan la energía nuclear son silenciados ante la opinión pública y por eso afirma que es importante que se oigan sus argumentos.

Para la plataforma catalana en contra de la energía nuclear, ésta es innecesaria y superflua, al contrario de lo que se suelen argumentar desde sus partidarios. “La energía nuclear supone un ridículo 8% de la capacidad de producción eléctrica de España, en un país excedentario que exporta electricidad a Marruecos, Andorra, Portugal y Francia. De este 8%, Ascó sólo supone el 2%”, indica Adelantado. Estos datos contradicen a los que señalan que el cierre de Ascó tendría un considerable impacto en el suministro eléctrico. Aunque según datos del “Avance del Informe 2010” de Red Eléctrica de España, nunca se ha consumido más del 45% de la capacidad de generación eléctrica de la que dispone nuestro país, es decir aún nos queda el 55%. “Es por eso que podemos prescindir del 8% que supone la nuclear ahora mismo”, afirma Adelantado.

Peligros sociales e intereses económicos

El nivel de riesgos tras la renovación de Ascó por diez años más traspasa, según Tanquem les nuclears, cualquier límite admisible. “Las consecuencias de sufrir un Fukushima no las conoceremos hasta que no pasen muchos años ya que ahora se nos están ocultando las verdaderas consecuencias que los japoneses están padeciendo y que duraran muchos años”, señala Adelantado en referencia al peligro que entraña usar las centrales que exceden su vida útil como Ascó. El mismo recuerda como hace 22 años, el 19 de octubre de 1989, “estuvimos a punto de que ocurriera un caso similar al de Chernóbil a Catalunya, tras un gran incendio en la central nuclear de Vandellós I”, aunque, finalmente, no acabó en desastre, la central fue clausurada y desmantelada.

Tanquem les nuclears mantiene que el único interés que hace que las centrales nucleares subsistan, pese sus enormes peligros para la población son “los enormes beneficios que reportan a sus propietarios (Endesa e Iberdrola)”, afirma Adelantado. Los críticos con las nucleares denuncian que estas ganancias son posibles gracias a los subvenciones gubernamentales y, sobre todo, porque se han externalizado los considerables gastos de gestión de sus residuos. “Por eso no se hacen nuevas centrales nucleares”, porque sin subvención estatal, “han demostrado ser un negocio ruinoso”, afirma Adelantado.

El problema de los residuos

La custodia de los residuos radioactivos producidos en las centrales se realiza en piscinas dentro de sus propias instalaciones, aunque su capacidad está cerca de ser superada tras 25 años en funcionamiento. “Este es el verdadero motivo de la necesidad de un cementerio nuclear: condición indispensable para que les centrales puedan seguir funcionando”, indica Adelantado. Por eso, afirma el activista, el rechazo a las nucleares y al alargamiento de sus vidas útiles impediría que fuera necesarios los llamados “cementerios nucleares”, cuyos principales demandantes son fundamentalmente los mismos propietarios de las centrales. Además, hay que tener en cuenta los peligros que suponen los residuos que no tienen ninguna solución para su eliminación, porque “todo lo que sabemos hacer es esconderlos y vigilarlos en un “cementerio nuclear” para que nadie los toque o extienda”, afirma Adelantado. Aunque todavía no ha sido aprobada la ubicación del Almacén Temporal Centralizado (ATC), sí que se ha dado luz verde recientemente a la creación de un Almacén Temporal Individualizado para la central de Ascó.

20N: sigue la apuesta por un modelo irracional

Desde Tanquem les nuclears critican el escaso desarrollo de las energías renovables en Catalunya “a causa de la fuerte presencia nuclear en nuestro país: tres de los ocho reactores nucleares españoles están en Tarragona y suponen cerca del 50% de la potencia nuclear total”, indica Manuel Adelantado. La plataforma apuesta por la racionalización del consumo energético y por la creación de un sistema descentralizado que sea más sostenible. “Mantener en funcionamiento el parque nuclear supo- ne apostar por un sistema centralizado de generación eléctrica, un sistema antidemocrático y en manos de unos pocos que supone un tapón al desarrollo de las renovables”, concluye.

Por otro lado, los principales partidos no incluyen la propuesta de cierre inmediato de las nucleares entre sus objetivos si salen elegidos el 20 de noviembre. El PP apunta que gestionará “los permisos de los emplazamientos nucleares conforme al cumplimiento de los estrictos criterios de seguridad” dictados por el Consejo de Seguridad Nuclear. El PSOE promete posibilitar “un horizonte de cierre gradual de las centrales nucleares”, nunca antes del año 2028.

Aquesta entrada s'ha publicat en Diagonal Periodico, Espanyol, Notícia i etiquetada amb , , , , , , , . Afegiu a les adreces d'interès l'enllaç permanent.

Una resposta a Los intereses de las eléctricas mantienen la central de Ascó

  1. Retroenllaç: Tanquem les nuclears acusa al Gobierno de “doblegarse” ante las compañías eléctricas en Ascó | Cartas desde Fukushima | Scoop.it

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s