El PP vuelve a meter miedo con el desempleo tras las protestas del 29-F

Los altercados del 29-F en Barcelona “cuestan puestos de trabajo”, según el PP

El PP opta por desprestigiar las protestas, a los movimientos sociales y a la oposición  

Miles de trabajadores y estudiantes salieron a la calle contra la reforma laboral el 29-F

Un momento de la manifestación sindical del 29-F en Barcelona

Un momento de la manifestación sindical del 29-F en Barcelona

Galería de fotos de la Jornada de Acción Europea sindical del 29-F

ARTÍCULO DE OPINIÓN.

La estrategia del PP  contra la protestas sociales a sus políticas se está radicalizando. Pasan de afirmar que “las manifestaciones no crean puestos de trabajo” -según la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría- a que los altercados en las manifestaciones “habrán costado muchos puestos de trabajo” -del ministro de justicia, Alberto Ruiz Gallardón-. El del temido paro es uno de los fantasmas que más agita el PP para deslegitimar a cualquiera que se oponga a sus políticas. El razonamiento es que las críticas, las manifestaciones, las propuestas diferentes “no crean empleo”, pero sus políticas, afirman los populares, sí.  Además, señalan los ministros de Rajoy, las protestas crean una mala imagen internacional que aleja al turismo y las inversiones extranjeras. El peligro es, dicen, transmitir que estamos en la misma situación que Grecia. Todo con la clarísima intención de desmovilizar a los españoles para que asuman, sin más, que sus políticas son “las únicas posibles”.

Y este discurso se extrema tras el éxito de las últimas movilizaciones sociales contra los recortes en educación y sanidad y la reforma laboral. Los dirigentes del PP  parecen haberse puesto de acuerdo en comenzar sus  intervenciones  públicas con la muletilla: “reconocemos la legitimidad de las protestas, pero…”. El “pero” antecede a un amplio argumentario para deslegitimar las protestas contra sus políticas y para evitar reconocer su éxito. Con esto, consiguen que el debate social no gire alrededor de si deben de rectificar, sino alrededor de que sus oponentes deban aclarar las tergiversaciones populares.

En este sentido, los mensajes del Gobierno se centran en magnificar los (reducidos) incidentes violentos (en el caso de las manifestaciones estudiantiles del 29-F sólo hubo en Barcelona y fueron muy minoritarios) para no tener que hablar de la importante mobilización universitaria en todo el territorio español. Ni de los recortes, ni de si son reversibles. Y para ello necesitan identificar a todos sus opositores (hasta al PSOE) con los “rádicales” y “violentos”.

Ya no sólo meten miedo, al paro o a perder el trabajo, sino que ahora optan por el desprestigio de los movimientos sociales. No se trata sólo de paralizar a los ciudadanos para que no protesten, sino de dejar por los suelos la imagen de los movimientos sociales para que nadie pueda recurrir a ellos para defender sus derechos. Tal vez, tras la reacción ante la desproporcionada actuación policial en Valencia, han visto que sólo “meter miedo” tiene un límite y que incluso puede conseguir el efecto contrario: que las manifestaciones crezcan. Por eso, ahora, deslegitiman a los sindicatos. En realidad, todo un clásico.

El intento de criminalización del 15-M

El intento de criminalización de un movimiento social más reciente se ensayó con el 15-M en Catalunya tras el bloqueo que hicieron 2.000 personas ante el Parlament el día que los diputados catalanes se reunían para aprovar los recortes sociales. Y aunque no les restaron apoyos -la manifestación del 19 de junio, convocada por los indigados, fue de las más multitudinarias-, si que se consiguió desviar el debate de los recortes a “los actos violentos”.

11-M contra la reforma laboral

El PP agita fantasmas que, en algunos casos, pueden llegar a ser surrealistas. Ahora mismo, la estrategia de deslegitimación de los sindicatos gira alredor de críticar -y pedir que se desconvoquen- las manifestaciones del 11 de marzo contra la reforma laboral con la excusa de que coinciden con el aniversario del atentado de 2004 en Madrid en el que murieron 192 personas. Un uso lamentable de la memoria de las víctimas del 11-M, particularmente hiriente cuando viene de los que intentaron ocultar la autoría real del atentado para no perder unas elecciones.

Pese a todo, las movilizaciones contra las políticas del PP son un éxito. En Barcelona el 29-F congregó a más de 50.000 personas que llenaron la Vía Laietana en el marco de la Jornada de Acción Europea convocada en Catalunya por CC.OO., UGT y USOC. Sumaron más 80.000 personas en toda Catalunya y centenares de miles de personas en España, siempre según datos de las centrales sindicales.  Un buen dato para un día laborable, aunque esta convocatoria contó con menos asistentes que la manifestación del 19 de febrero. Los sindicatos mayoritarios esperan repetir el 11 de marzo (domingo), con una nueva protesta contra la reforma laboral, el éxito del 19 de febrero.

¿Huelga general?

Las informaciones existentes apuntan a que la huelga general se puede convocar el próximo 29 de marzo (el día antes que se presenten los presupuestos del 2012 y en medio del trámite parlamentario de la reforma laboral) o el 19 de abril. Con todo, los sindicatos mayoritarios se muestran prudentes al respecto mientras intentan negociar con el Gobierno. En el País Vasco y Galicia, ya se ha convocado el paro en esa fecha y sindicatos como CGT decidarán en los próximos días si convocan huelga general en todo el territorio español independientemente de UGT y CCOO. Los estudiantes han convocado una nueva huelga general también en esa fecha. Y si los sindicatos finalmente convocan una huelga general, y quieren tener éxito, deberían de incorporar en sus protestas, además de a los estudiantes, a los parados. El próximo capítulo tendrá lugar el 9 de marzo cuando se reúnen las cúpulas de CCOO y UGT para decidir si convocan un paro contra la reforma laboral.

Aquesta entrada s'ha publicat en 29-M, Article d'opinió, Economia laboral, Espanyol i etiquetada amb , , , , , . Afegiu a les adreces d'interès l'enllaç permanent.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s